Mi hermano dedicó su vida a ayudar al prójimo.

Gallery

BOMBEROS VOLUNTARIOS JM

En el día del Bombero Voluntario, me toca hacer referencia en primera persona a mi hermano Ariel Hernández, quien dedicó la vida a socorrer a las personas. La vida de un bombero es la de capacitarse constantemente, para estar preparados para los momentos mas difíciles de las personas.

Recuerdo escuchar como salía rapidamente en su moto cuando lo llamaban desde el cuartel a altas horas de la noche. Siempre tenía en el remis que manejaba el mameluco, el casco y sus accesorios preparados por cualquier llamado. Se fue de este mundo vestido de Bombero Voluntario una actividad que amaba realizar.

Como jefe de redacción de este medio, en este audio cuento un poco de lo que hacía mi hermano Ariel, ayudando y enseñando a ser solidario.