Temperatura: Mínima: 21º  Máxima: 37º / Descartan que las señales detectadas sean del Ara San Juan. / Alerta por tormentas fuertes en el centro del país. / Alerta en Mendonza por un incendio en el Cerro Arco. / Primavera récord en Carlos Paz con más de 12 mil personas. / Instituto venció a Defensores de Belgrano por 4 a 3. / Macri: "A partir de acá vamos a ir bajando la inflación". / Insólito: Abrirán un miraron de ovins en Neuquén. / Kiss anunció su retiro tras 45 años de carrera. /   

La Provincia decretó alerta ambiental por riesgo de incendios

Rige hasta el 31 de diciembre de 2016 inclusive. Se prohíbe en todo el territorio provincial, el encendido de cualquier tipo de fuego y de toda actividad que pueda dar lugar al inicio de incendios.

Jesus Maria: A través del decreto 1435, firmado por el gobernador Juan Schiaretti y publicado hoy en el Boletín Oficial, la provincia de Córdoba se encuentra en estado de alerta ambiental por riesgo de incendios hasta el 31 de diciembre de 2016 inclusive.

De este modo, se prohíbe en todo el territorio provincial, el encendido de cualquier tipo de fuego y de toda actividad que pueda dar lugar al inicio de incendios.

La secretaría de Riesgo Climático y Catástrofes del Ministerio de Gobierno fundamentó la medida “en que los incendios, además de los daños personales, provocan gravísimas consecuencias patrimoniales, afectando la producción, el turismo y otras numerosas actividades; como así, la destrucción de áreas naturales, el deterioro de flora y fauna, lagos, la desertificación y erosión del suelo, imponiéndose la obligación de arbitrar medidas preventivas para evitar que se produzcan incendios en zonas vulnerables del territorio provincial”.

“Gran parte de los incendios que periódicamente se producen en nuestro territorio son consecuencia inmediata y directa del accionar desaprensivo del hombre, razón por la cual se debe actuar de manera inmediata contra los responsables y causantes de incendios, iniciando las acciones legales de carácter patrimonial para obtener el resarcimiento de los gastos que debe afrontar el Estado para su combate y extinción. Que en ese contexto, resulta necesario prohibir y limitar aquellas actividades humanas que conlleven riesgo de incendio”, finaliza el decreto.